¿Soy elegible para un préstamo teniendo otras obligaciones financieras?

¡Solicítalo Ahora!

¿Por qué las personas solicitan préstamos?

La necesidad de un préstamo puede surgir de muchas razones y en periodos de tiempo diferentes durante tu vida. Cuándo somos jóvenes, quizás necesitemos dinero adicional para pagar los gastos educativos o para sostenernos como estudiantes. Después a futuro, tal vez sea la lavadora o el carro que decidieron dañarse en el peor momento posible. Quizás sea un viaje de ensueño cuyos tiquetes estén de oferta a buen precio – la lista es infinita y los préstamos instantaneos están ahí para este tipo de situaciones.

prestamos-con-obligaciones-financieras

Las situaciones en las que necesitas un poco de ayuda financiera de otras fuentes diferentes a tu propio salario, se presentan más de una vez durante la vida. Por eso, una de las preguntas más comunes de las personas que piden un préstamo es “¿Puedo pedir un préstamo si tengo deudas?” o “¿Puedo sacar préstamos en línea si ya tengo otras obligaciones financieras?”.

¿Qué significa tener deudas?

Vivimos en un mundo de deudas. Las generaciones anteriores pudieron sostenerse para sus estudios cuando jóvenes. Tener un trabajo como estudiante significaba unos ingresos suficientes para arreglárselas. Hoy en día, incluso con dos trabajos no se tiene suficiente para pagar el estudio propio, el alquiler y los gastos básicos. Durante los años posteriores, esas mismas generaciones pudieron permitirse algunos ahorros para comprar su primera casa o apartamento sin una hipoteca, algo que es impensable en la actualidad para la mayoría de personas.

En realidad los tiempos han cambiado y la mayoría de personas viven endeudadas, no es nada extraordinario ni algo que sea estigmatizado por la sociedad.

El costo de vida está en aumento en la mayoría de países desarrollados. La educación es un buen inicio en la vida y muchas personas cuentan con un préstamo educativo durante sus estudios.

Una vez terminada la universidad, el siguiente gran paso para muchos es una casa propia o una boda. Para ese entonces el préstamo educativo todavía estará sin pagarse, por lo que existirán nuevas obligaciones financieras. Ya que los jóvenes están comenzando sus vidas profesionales y están dando sus primeros pasos en su carrera, los ingresos casi nunca son suficientes para cubrir todos los gastos a la vez. En esos momentos críticos, muchos optan por solicitar un préstamo en línea porque son más fáciles y cómodos que los préstamos de un banco.

Por eso, no es sorprendente que la mayoría de personas hoy en día tengan una deuda o más. Se ha vuelto casi un hecho inevitable de la vida que en algún punto tengamos que recurrir a préstamos personales. Pero tener deudas no nos protege de la necesidad inesperada de sacar otro préstamo. ¿Es esto posible?

¿Puedo sacar un préstamo si tengo deudas?

Como respuesta a esta pregunta no hay un sencillo sí o no. Todo depende de cada caso individual. Sin duda hay préstamos personales para las personas endeudadas, pero demos un vistazo de cerca.

Por supuesto hay algunos casos en los que sacar un nuevo préstamo no es la solución más inteligente. Por ejemplo, si estás pasando por serios problemas con tus pagos mensuales. En ese caso, deberías contactar al proveedor de tu préstamo y negociar un cronograma y una cantidad más adecuados. Evalúa siempre tus obligaciones financieras de manera realista. Cuánto puedes sacar y pagar con el tiempo. Hay muchas compañías que dan préstamos personales a gente endeudada pero debes calcular si esto es algo que puedes manejar.

Si sigues descuidando tus pagos, tus datos podrían ser remitidos a una empresa de cobranza. Si eso sucede, es posible que tengas problemas al solicitar préstamos personales y préstamos en línea a futuro. La mayoría de las instituciones financieras hacen revisiones periódicas antes de confirmar tu solicitud – eso aplica para préstamos en línea (préstamos personales) así como para préstamos bancarios.

Algunas personas con muchos préstamos pequeños deciden que es inteligente y más práctico consolidarlos todos en uno solo. Esto significa que solicitan un préstamo grande único para pagar los más pequeños. Esto hace que el proceso sea menos molesto de manejar y posiblemente también se ahorre dinero en intereses. Entonces, en ese caso, la persona no estará aumentando su deuda sino que estará incluso mejor que antes.

Al solicitar un préstamo – cualquier préstamo, ya sean préstamos en línea, una hipoteca o un préstamo personal – es importante tener un historial crediticio limpio. Incluso si no necesitas ayuda financiera de momento, la vida es larga y a futuro puede surgir cualquier necesidad inmediata.

Esto no significa que tengas que pagar la totalidad de tus préstamos a tiempo para mantener un buen historial crediticio, hay situaciones que ni siquiera te ocurrirán y pueden fácilmente dañar tu historial crediticio.

 ¿Cómo mantener un buen historial crediticio?

Además de pagar tus préstamos a tiempo, también ten en cuenta lo siguiente:

  • Cuando te mudes de apartamento asegúrate de haber pagado y cancelado todos los servicios a tu nombre. Electricidad, internet, agua, teléfono, etc. Si las facturas siguen llegando a tu nombre y el nuevo inquilino no las paga, tú serás el responsable.
  • Un pago retrasado de vez en cuando o llegar al límite de tu tarjeta de crédito en algunas ocasiones no es un problema, pero no lo conviertas en un hábito. A largo plazo, este es un factor que las instituciones financieras tendrán en cuenta.
  • Puede que una multa en la biblioteca o de estacionamiento que olvidaste pagar no parezca mucho, pero podrían afectar tu historial crediticio.

Piensa en el historial crediticio como en tu reputación – si la dañas una vez, será muy difícil recuperarla a su nivel anterior.

¿Puedo sacar un préstamo con Credy si ya tengo obligaciones financieras?

Credy es el lugar ideal para préstamos en línea rápidos. Credy no revisa tu historial crediticio porque es un intermediario entre tú y la institución financiera que ofrece el préstamo. Sin embargo, los socios con los que trabaja Credy podrían hacerlo.

Credy trabaja con los prestamistas más confiables del mercado. Nuestra misión es garantizar una solución a cualquier necesidad financiera que puedan tener nuestros clientes y lo hacemos de manera eficiente y rápida.

Nuestra solicitud es simple. Como primer paso, tienes que registrarte en Credy. Después, podrás llenar un sencillo formulario con tu información básica. Credy necesita saber tu nombre, número de identificación personal, correo electrónico y número de teléfono por ejemplo. Después de proporcionar esos detalles, elije la cantidad de dinero que necesitas y el periodo de tiempo.

Después de enviar la solicitud el dinero aparecerá en tu cuenta en poco tiempo.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *